Healthy

Un enfoque Holístico del cáncer de mama

POR BÁRBARA HIGHLAND / (722) 496 60 97

Además del tratamiento con medicamentos, te presentamos esta visión distinta de cómo ver y hacer frente a la enfermedad.

En mi experiencia –después de haber tratado a un gran número de pacientes–, he comprobado que la salud depende de que el cuerpo, las emociones y el espíritu estén en armonía. El tratamiento tradicional de la medicina alopática se enfoca en el cuerpo y olvida los otros dos pilares. Si queremos sanar debemos tratar la enfermedad de una manera holística, como un todo. Todas las enfermedades del cuerpo son un intento por curar una enfermedad del espíritu, son señales de que existe algo que debemos modificar. Nuestra forma de vida puede causarnos un cáncer, pero también modificar esa forma de vida puede curarnos el cáncer. Las emociones afectan nuestro cuerpo de diferentes maneras. Estados de angustia y ansiedad prolongada, el estrés crónico, los duelos no superados, la depresión, la desesperación, el aislamiento social y los problemas familiares afectan el sistema inmunológico y la calidad de las células responsables de defender nuestro cuerpo de las cancerosas. Todas las células están coordinadas y trabajan juntas para que el cuerpo funcione en perfecto equilibrio. El cáncer empieza por una célula que se transforma y deja de trabajar en armonía con el resto. Esta célula muta y se multiplica descontroladamente debido a algún carcinógeno externo, una infección por virus o bacteria, o un exceso de radicales libres.

El médico alemán Ryke Hamer postuló en 1981 que lo que conocemos como cáncer, es un proceso biológico natural que el organismo pone en marcha como respuesta a un shock traumático inesperado que se vive en soledad y que, según la naturaleza del conflicto (afectivo, laboral, económico o sexual), impacta en algún área del cerebro, provocando una ruptura del campo electromagnético que, como consecuencia, altera el órgano del cuerpo que esa parte del cerebro controla. En el cáncer de mama, el conflicto original está relacionado directamente con lo que para la mujer representa su “nido”, ya sea hijos o pareja, y todo lo que le haya afectado. De acuerdo con el doctor Hamer, cuando se conocen y se comprenden las razones de la enfermedad, cuando esos conflictos se resuelven de forma definitiva, el cuerpo se recupera y el cáncer puede remitir definitivamente. En1932 Otto Warburg, Premio Nobel de Medicina, demostró que todas las formas de cáncer se caracterizan por dos condiciones básicas: la acidez y la hipoxia (falta de oxígeno). Las células sanas viven en un entorno alcalino y oxigenado para que puedan funcionar normalmente. Los alimentos que acidifican el organismo son el azúcar refinado y todos sus productos, las carnes, la leche de vaca y sus derivados, la sal refinada, la harina refinada y sus derivados, la margarina, los refrescos, la cafeína, el tabaco y el alcohol, las medicinas y los alimentos procesados. Hay alimentos que alcalinizan el cuerpo, son: las verduras crudas, las frutas, las semillas, como las almendras y nueces, los cereales integrales, la miel, la clorofila de las plantas. Para que las células reciban el oxígeno que necesitan es importantísimo tomar agua para mantener el cuerpo hidratado y hacer ejercicio moderado, como caminar, nadar, practicar yoga y andar en bicicleta. La meditación reduce el estrés y los niveles de cortisol, calma la ansiedad, mejora el estado de ánimo, la calidad del sueño y las funciones del sistema inmunológico. Existen una serie de terapias alternativas con excelentes resultados en el tratamiento del cáncer:

• El biomagnetismo es una técnica descubierta por el doctor mexicano Isaac Goiz en la que se diagnostica y corrige cualquier alteración en el pH del organismo.

• La bioneuroemoción, desarrollada por Enric Corbera, que ayuda a comprender e incidir sobre el bienestar emocional.

• El larimsh, que es un tratamiento descubierto por el científico mexicano Rafaín Rodríguez, que rehidrata las células y repara el ADN a través del uso de un hidrocarburo.

• La acupuntura es una técnica milenaria que recupera el balance del flujo de energía del cuerpo. Existen varios suplementos que ayudan al tratamiento del cáncer, como:

• Cloruro de magnesio. 3 mg. diarios. Repara el ADN y aumenta la correcta reproducción de las células sanas.

• La raíz de calaguala (Polipodium calaguala). Protege las células de los radicales libres, proporciona energía y vitalidad al sistema inmunológico.

• Uña de gato peruana (Unicaria tomentosa). Inhibe el crecimiento de tumores cancerosos, evita la metástasis y ayuda con los efectos secundarios de la quimioterapia y la radiación.

• Melón amargo (Momordica charantia). Disminuye las células cancerígenas en mama y páncreas.

• Kalanchoe (Kalanchoe daigremontiana). Inhibe la producción de células tumorales en mama.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció el 19 de octubre como el Día Mundial de la Lucha Contra el Cáncer de Mama. Ya sabemos: hay días así para todo… Día Mundial del Donante de Sangre, Día Mundial Sin Tabaco, Día Mundial Contra la Hepatitis… Pero ¿por qué tantos Días Mundiales? ¿Para qué sirven? Las campañas mundiales de salud pública son una gran oportunidad para crear conciencia y difundir conocimiento sobre afecciones concretas. La idea es poder movilizar apoyos para tratamientos oportunos y efectivos. Si consideramos que ¡solo el 15% de los casos de cáncer de mama se diagnostican en fases tempranas!, no debería sorprendernos que se le haya asignado un día a esta enfermedad. ¿Significa que el mensaje de prevención del cáncer de mama llega tarde? ¿O por qué 458 mil mujeres mueren anualmente a causa de esta enfermedad en todo el mundo? ¿Qué estamos haciendo mal? Si tú, al igual que yo, corriste frente al espejo de tu cuarto para hacerte una autoexploración después de leer esta información y no encontraste nada alarmante: asimetrías en el tamaño de las mamas, cambios de color en la areola, alteraciones en la textura de la piel, bultos extraños… puedes dormir tranquila, al menos durante un par de meses. Pero si notaste alguna anomalía, o no estás segura de haber hecho la exploración correctamente, te recomendamos revisar el Programa de Atención Integral al Cáncer de Mama (PAICMA DF) que lanzó el Instituto de las Mujeres (Inmujeres), en coordinación con la Secretaría de Salud CDMX. El programa contempla los siguientes servicios gratuitos: jornadas de mastografías, pláticas informativas, atención psicológica, acciones para rehabilitación, así como actividades culturales y recreativas. Para obtener más información te recomendamos comunicarte a los teléfonos 5512 2836 ext. 134, 138 y 139, de lunes a viernes de 9 a 18 horas, o visitar su página de Facebook: InmujeresCDMX. Pero no solo el Inmujeres realiza actividades periódicas contra el cáncer de mama. Hace algunas semanas, el Instituto del Deporte del Distrito Federal y AVON convocaron a la Carrera Caminata Mixta con Causa Contra el Cáncer de Mama 2018. La cita es el domingo 28 de octubre a las 7 hrs. en la glorieta de la Diana. Habrá dos modalidades: la carrera de 5 km. y la de 10 km. Recuerda que el cupo es limitado a 7 mil participantes y que el precio regular es de 300 pesos (en cualquiera de las dos distancias). Te invitamos a que consultes las bases de la convocatoria y a que te inscribas en la página de internet: www. carrera-avon.mx. Tienes hasta el 25 de octubre para hacer tu registro. Toma en cuenta que no habrá inscripciones el día de la carrera. Ya no hay pretextos para dejar de cuidarte. ¿Estás lista? En sus marcas, listos, ¡fuera!

El cáncer de mama: un tema de salud pública

¿Sabías que el cáncer de mama es la segunda causa de muerte en mujeres de entre 20 y 59 años en México?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *