Sociales

Michelle Salas

Michelle Salas

Viajar por el mundo, desfilar en las pasarelas más importantes o simplemente compartir fotografías en lugares paradisíacos que reciben miles de “me gusta” son lujos que pocas personas pueden darse, una de ellas es Michelle Salas, que en pocos años se ha posicionado como un personaje de gran influencia en redes sociales

Este universo online, que ha transformado potencialmente a las nuevas generaciones y su forma de ver el mundo, ha sido bien aprovechado por Michelle Salas para situarse en los ojos de marcas y diseñadores internacionales que buscan su imagen para que luzca sus creaciones en alguno de los eventos a los que asiste o para situarse en el espacio de las cientos de imágenes que comparte con sus fieles seguidores, que no son pocos.

.Sus cuentas de Instagram y Twitter (@michellesalasb), abiertas desde el 2011, han logrado reunir más de medio millón de followers, mientras que en su vlog de Youtube, iniciado en 2017 de la mano de HOLA!4u, la mayoría de sus videos reciben más de 150 mil vistas.
En cada uno de estos espacios, Michelle demuestra con gran estilo, porte y elegancia su lugar en la socialite internacional, compartiendo fotografías en distintos países, mostrando siempre increíbles looks de diferentes marcas, como Tommy Hilfiger, Chanel o Cartier, siendo un ejemplo a seguir por la conjugación de coloridas y llamativas prendas, siempre acentuadas con uno de sus mejores accesorios: su sonrisa.
Michelle comparte en sus videos reseñas de sitios de moda que visita durante sus viajes, hace statements de estilo y tendencias, o simplemente habla de situaciones de su vida diaria. En todos ellos se muestra alegre y confiada, y denota que hasta ahora no ha perdido el piso, cualidades que le han valido para colocarse como una importante influencer en el mundo que a ella más le apasiona: el de la moda.
La exitosa joven nació con estrella hace apenas 29 años. A pesar de que su familia ha estado inmersa en el mundo de la música y la actuación, ella aprovechó las palabras de su madre, Stephanie Salas, que le aconsejó no sentirse presionada por abocarse hacia estas áreas, por lo que decidió emprender su propio rumbo mudándose a Nueva York para estudiar en una de las mejores escuelas de moda del mundo, la Parsons School of Design.
Aunque era un secreto a voces que no había sido reconocida por Luis Miguel como su hija, sino hasta 2005, cuando ella decidió romper el silencio, Michelle ha demostrado que no necesita de su fama para volar alto, ella la traía en las venas y, con base en su dedicación y esfuerzo, ha conseguido salir de la sombra del cantante para hacerse de su propio nombre.
En los últimos días la prensa nacional ha girado de nuevo la vista hacia Michelle, a partir del lanzamiento de la serie Luis Miguel. Las críticas se enfocaron en su madre, Stephanie Salas, la mostraron como un consuelo para el artista luego de que Mariana Yazbeck, su entonces pareja, lo engañara con el cineasta Alejandro González Iñárritu.
Al respecto, Michelle guardó la compostura, mostrando la clase de persona que es, y haciéndose de las redes sociales como una de las mejores herramientas que la han llevado al éxito, la joven compartió un mensaje (aunque no de forma directa como lo hizo Stephanie en su cuenta de Twiter) a través de su Instagram en el que se dijo orgullosa de su madre y de los valores que ella le inculcó.
Sin duda alguna Michelle ha mostrado que tiene el potencial necesario para continuar triunfando y poner su nombre e imagen en alto, esperamos que pronto pueda sorprendernos con la presentación de una colección propia o con una nueva colaboración en las pasarelas más significativas de la industria de la moda, pues hasta ahora lo ha hecho con el mayor profesionalismo, luciendo siempre esa luz propia que la caracteriza.

Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *