Tendencias

Enriquece los consejos de belleza que tu mamá te dio

Desde que eras pequeña, tu mamá era tu heroína, porque es la mejor persona para darte consejos, apapacharte y compartir cosas que con nadie más: con ella platicaste sobre tu primer novio, sobre lo que querías estudiar y muchas otras cosas que te han convertido en la mujer que eres ahora.

Una de las mejores lecciones que aprendiste de ella fue cómo proyectar la mejor versión de ti a través de tu arreglo personal. Y, a su vez, esos consejos los recibió de su mamá, por lo que es un conocimiento que pasa de generación en generación y te ayuda a verte y sentirte bien en todo momento.

Probablemente, ahora que tienes un ritual de belleza muy establecido, piensas en tu mamá aconsejándote cómo maquillarte para un día importante, cuando vas a la playa recuerdas cuidarte del sol como te enseñó en su momento, y es que tu mamá, al igual que tú, trata con mucha gentileza su piel mientras vive una vida apasionada. ¡

Ahora que has puesto en práctica los consejos de tu mamá, no hay nada mejor que festejar su día retribuyéndole con nuevos tips para ella. Por eso, el regalo perfecto es algo que le ayude a complementar lo que ya hace por su piel: puede ser un limpiador facial que sustituya a su producto de toda la vida, un filtro solar o un tónico desmaquillante con un aroma especial.

¿Quieres algo aún más personal? Aparta unos minutos de tu día para que las dos tengan una rutina de limpieza increíble: ella con un dispositivo de limpieza con efecto antiedad como LUNA 2 y tú con una versión más pequeña, LUNA 2 mini, ambos de FOREO. Al llevar a cabo ese ritual de belleza, no solo le estarás dando un poco de tu conocimiento sobre belleza, sino que podrán renovar ese vínculo que ha estado activo desde el día en que naciste.

Tu mamá es el mejor ejemplo que has tenido, y este Día de las Madres puedes agradecerle los consejos que transmitió de generación en generación con algo de lo que has aprendido. Así, le darás algo nuevo y enriquecerás todos los tips que las mujeres de tu familia han pasado a sus hijas.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *